Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.

"TIEMPO EN LA HABANA. CUBA"
Pronóstico de Tutiempo.net

Main Slider

Sacaba de Cuba 66 tomeguines ilegalmente.

Caso-tomeguin-Cuba
C omo de costumbre, Yonisver Manuel Ruiz Víctor, joven aduanero de 24 años de edad y quien vive en el distante reparto Cándido González, llegó el pasado 27 de abril a su puesto de trabajo en el Aeropuerto Internacional Ignacio Agramonte y Loynaz, de esta ciudad. El chequeo a los pasajeros del vuelo American Airline 9424, con destino a Estados Unidos, transcurría sin problemas.
Todo iba bien hasta que cerca de las 10 y 30 de la mañana de ese día, los bajos abultados de un pantalón le llamaron la atención. «Eso me dio mala espina», explicó Yonisver, quien, al igual que sus compañeros, sabía que había algo raro en aquel pasajero residente en EE.UU.

«Lo más curioso —comentó este inspector de Aduana— es que tanto el Arco estacionario (aparato de detección de metales por el que pasan todos los pasajeros) como el Meto (aparato detector manual de metales) no dieron señales». Ante el silencio de las técnicas, mis sospechas me llevaron a chequearlo manualmente, contó Yonisver, quien detectó no solo suavidad inusual en la pierna del viajero, sino también un movimiento en el interior de los bajos de su pantalón que le confirmaron lo que suponía.
«En esta labor vale mucho la observancia y concentración de todo el equipo de trabajo, porque garantiza que nada pase inadvertido, ni siquiera los bajos de un pantalón, que lamentablemente traían 66 tomeguines del pinar."Tiaris canorus" —aves endémicas y protegidas por las leyes cubanas— adormecidos para su tráfico en el exterior».
«El ciudadano, al no poder negar que algo cargaba, intentó convencerme de su acción. “Lo que aquí traigo es un pichón de pajarito pa’ el nieto”. Y pretendió continuar su camino, como si nosotros fuéramos unos improvisados», narró el joven. «Mantuve la calma y al instante lo conduje al banco de revisión, donde se le entrevistó, y luego al cuarto de revisión, en el que se le realizaron los chequeos que lo desenmascararon. «Y es que la cifra de pajaritos “pa’ su nieto” aumentó hasta superar los 60 y, como si fuera poco, dos de estos ya estaban muertos», recordó.
Yonisver siente que ha hecho solo lo correcto, y su modestia quedó demostrada cuando confesó: «Ni siquiera en casa conocen de este hecho. Estoy seguro de que para la familia será una sorpresa, pero para mi mamá, Idania, será el reconocimiento a su ejemplo y enseñanzas». El tomeguín del pinar es un ave endémica de Cuba y aunque no se encuentra en peligro de extinción está protegida y prohibida su captura. Cada tomeguín del pinar puede costar en Miami entre 100 y 150 dólares. Imprimir

Sports